miércoles, 2 de marzo de 2011

BAROJA : TIEMPOS DE TORMENTA



“Tiempos de tormenta” es el relato pormenorizado de la vida de Pío Baroja durante los años de la guerra civil. De las fluctuaciones del “hombre humilde y errante” entre uno y otro bando para salvaguardar su independencia, que, según Sánchez Ostiz, no era sino ambigüedad y falta de compromiso… Desde su detención en Santesteban por los requetés de la columna de Ortiz de Zárate, que estuvieron en un tris de fusilarle, a su estancia en el Colegio de España de París, regentado por el gobierno de la República (al cual Baroja no se recataba de poner a caldo en sus colaboraciones para la prensa de Hispanoamérica). Su vuelta a España y su tácita aceptación del régimen vencedor.
Sánchez Ostiz rastrea en documentos y revelaciones de uno y otro signo para reconstruir la verdad de una etapa barojiana, que fue enturbiada por el propio novelista y por sus biógrafos. Una etapa que aún queda por dilucidar del todo, a falta de consultar ciertos documentos que guardan bajo siete llaves los piocaros (léase herederos) en la mítica Itzea solariega, celosos defensores del mito barojiano.


Tan curiosa como la evolución de don Pío es la evolución de su biógrafo, pues Sánchez Ostiz publicó hará unos diez años un “Derrotero de Pío Baroja” que era puro panegírico, luces sin sombras, del novelista guipuzcoano. En su segundo libro sobre el escritor –el voluminoso “Pío Baroja a escena”- Baroja pasaba a ser para Ostiz, de un santito al que no se podía bajar del altar, luchador intachable por la libertad, a un muñeco del pim pam pum en el que descargaba todas sus fobias. (Evolución tal vez debida al hartazgo del biógrafo por su personaje).
En este tercer libro continúa la demolición, implacable. A pesar de sus bandazos, quizá no se merecía tanto ensañamiento el pobre viejo…
El ataque alcanza no sólo a la persona sino a la obra de don Pío, que no supo ver el momento histórico y plasmó en sus libros sobre la guerra una visión de folletín y trazo grueso. 
Con todo, los barojianos irreductibles pueden leer estos “Tiempos de tormenta” como la reconstrucción de la guerra civil en el país del Bidasoa, con la aparición de personajes secundarios y olvidados en los pliegues de la historia, que luchan por sobrevivir en el clima de la guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada